Chile: un destino turístico diferente

La República de Chile es famosa por sus maravillas naturales que despiertan el espíritu aventurero de propios y extraños. Pero la industria turística en Chile ha dado un paso adelante al promover la ciencia como atracción. Esta nación ha desarrollado una plataforma especial de atención al visitante que ama la astronomía: lo llaman Astroturismo.

Los chilenos han sabido explotar para beneficio de su economía el hecho de poseer las instalaciones más importantes de radioastronomía del mundo: el Atacama Milimeter/submilimeter Array (ALMA). Ubicado en lo que solía ser un terreno desértico, se encontraron las condiciones perfectas para la instalación de 66 antenas especiales que recogen la radiación espacial enviándola a un centro de procesamiento que registra e interpreta los datos recabados.

El equipamiento tecnológico de ALMA (cuyo financiamiento estuvo a cargo de las principales potencias económicas mundiales) permite detectar la ubicación y existencia de fenómenos tan interesantes como el nacimiento o muerte de una estrella, la ubicación y comportamiento de planetas, galaxias, cometas, satélites y de cuerpos astrales de más reciente descubrimiento como son los púlsares (o estrellas de neutrones) y los cuásar (portadores de luz tan intensa que equivalen a millones de soles).

Image result for SERNATUREl gobierno chileno (SERNATUR), la empresa privada y los entes académicos del país se aliaron para elaborar un proyecto sustentable que capitalizara la potencialidad turística del Llano de Chajnantor, zona donde están asentadas las sorprendentes instalaciones de ALMA, a cinco mil metros de altura, que ofrecen al visitante una visual del cielo sencillamente extraordinaria, debido a la ausencia de contaminación lumínica en la región.

Miles de visitantes, amantes de las estrellas, son cautivados por los paquetes astroturísticos que ofrecen visitas guiadas por los caminos del desierto para contemplar el espectáculo de un cielo inigualable. Adicionalmente, se realizan recorridos en los que se puede ingresar en los observatorios y manipular los equipos para observar lo que no es visible a los ojos comunes.