El mundo observa el cielo desde Chile

Image result for El mundo observa el cielo desde ChileLas condiciones geográficas y climatológicas de su territorio (en especial en la zona norte) han convertido a Chile en el país con la mayor cantidad de instalaciones para la observación astronómica. Esto no es un hallazgo novedoso, ya los pobladores originarios disponían de espacios construidos para diversos fines (Púcaras) , entre ellos el de la observación e interpretación astronómica de los cielos, a la que daban un carácter místico y oracular.

Los atributos naturales de la geografía andina que hacían propicio el estudio de la bóveda celeste, tampoco pasaron inadvertidos por los ojos extranjeros avezados en la materia. Ya para el siglo XVII (1843), Chile contaba con el primer observatorio moderno de América del sur que fue instalado por un ingeniero escocés (especialista en óptica mecanismos de relojería) y dueño de una fábrica de relojes en Londres, su nombre: Jhon Norbert Mowat.

Mowat se residenció en Valparaíso, con intenciones de obtener la concesión para construir el que sería el primer ferrocarril de Latinoamérica, la cual obtuvo. Su casa es un museo abierto al público.

Luego fueron los militares norteamericanos, quienes construyeron en 1852, en el cerro de Santa Lucía, otro observatorio de avanzada para la época. Posteriormente, en el cerro San Cristóbal, la Universidad de California (EEUU) , asentaría el observatorio Lick del sur.

La cima del cerro Tololo, en el valle de Elqui, sirvió de base para la instalación de El Observatorio Interamericano, el cual inició operaciones a partir del año 1967 y con el auspicio de un grupo de universidades privadas de Estados Unidos.En 1969, se inaugura el Observatorio La Silla y así continuó la seguidilla de implantación de infraestructura para la investigación astronómica de propiedad foránea, pero en territorio Chileno.

En la actualidad, los Observatorios Espaciales más avanzados del mundo se encuentran en el Desierto de Atacama y zonas aledañas, esto convierte a Chile en anfitriona permanente de las mentes más brillantes del mundo en el campo de las investigaciones estelares.